Entrevista exclusiva con Tom Hiddleston (Jonathan Pine)

TNM_DW_0325-1

Mientras esperamos más episodios apasionantes de The Night Manager hablamos con otro de los grandes protagonistas de la serie: Tom Hiddleston. El actor británico nos cuenta que lo enamoró del proyecto, las increíbles locaciones y su visión sobre la relación entre Pine y su archienemigo Richard Roper.

¿Podrías hablarnos sobre tu personaje en The Night Manager?

Interpreto a Jonathan Pine, quien al inicio de la serie, es un alma perdida. Es el gerente nocturno de un hotel de cinco estrellas en Zermatt, en los Alpes suizos. Lleva una vida casi monástica, literal y figurativamente sepultado en la nieve, el silencio y la oscuridad. Creo que representa un misterio tanto para los demás como para sí mismo. El uniforme y el rostro que prepara todos los días para recibir a los huéspedes son una máscara que lo protege y le evita tener que mostrar quien es en realidad. Detrás de su inmaculado traje de tres piezas, correcta corbata, zapatos impecablemente lustrados e intachables modales no hay nadie, porque está lleno de culpa y vergüenza ante ciertos acontecimientos del pasado. Es un ex soldado que ha servido un par de periodos en Irak, y aunque se ha retirado de las fuerzas armadas, sigue siendo un hombre de disciplina militar, sólo que esta vez al servicio del hotel donde trabaja.

¿Qué fue lo que más te atrajo de este proyecto?

Mi agente en Londres me envío el primer episodio, diciéndome que Simon y Stephen Cornwell, así como el mismo John le Carré, buscaban actores interesados en realizar una adaptación televisiva de The Night Manager. Lo leí, y desde las primeras páginas tanto la historia como el personaje me atraparon completamente. Me enamoré del proyecto casi inmediatamente.

¿Ya conocías la novela original antes de leer el primer episodio de la serie?

No, no la había leído, pero después de terminar el guión la busqué y lo hice. Creo que  John le Carré ocupa una posición única dentro de la literatura y la narrativa británicas. Posee una gran autoridad en los temas que trata, al haber tenido él mismo una vela en ese entierro, como se suele decir. Es un narrador de historias extraordinariamente dotado y un verdadero maestro en su ámbito particular: el espionaje y el suspenso. Pienso que la principal razón por la que casi cualquier actor se sentiría atraído a participar en una adaptación de sus obras consiste en la increíble complejidad de sus personajes, llenos de ricos matices tan sorprendentes y contradictorios como las personas de verdad.

20150610_AMC_NIGHTMANAGER_2805 cortada

¿Qué te gusta más del personaje de Jonathan Pine?

Este personaje me gusta porque sabía como actor que me obligaría a desempeñarme al más alto nivel de mis capacidades físicas e intelectuales. No sólo es un agente de campo y un hombre de acción, sino también alguien lo suficientemente listo como para infiltrarse en una organización criminal y mantenerse encubierto.  Asimismo, su nobleza, valor y moralidad son muy atrayentes. Pine es en realidad un individuo con una gran consciencia moral, lleno de los mismos valores que Le Carré considera esenciales para el mundo civilizado. Existe una cierta línea que atraviesa toda la obra este escritor, y que representa un cimiento moral muy robusto. Es una creencia en la presencia del bien y el mal, y en la necesidad de defender al primero.

Esta es una producción épica, con una increíble cantidad de locaciones. ¿Puedes decirnos cuáles de ellas te han impresionado más?

Es verdad, las locaciones han sido asombrosas. Esta historia tiene una escala y ambición muy grandes y los lugares donde acontece le añaden mucha textura. Así pues, The Night Manager tiene este increíble aliento internacional, que salta de El Cairo durante la Primavera Árabe a los Alpes suizos, y de allí a Londres y Devon. En el libro hay escenas que transcurren en las Bahamas y Chipre, que en nuestra historia se trasladan a Mallorca, la frontera Turco-siria, Estambul y Mónaco. Varias ocasiones, estando de pie en el set, tuve la muy reconfortante sensación de que no tenía que imaginarme nada; ya estaba situado de lleno en un contexto completamente creíble. Cada locación había sido tan cuidadosamente diseñada y correctamente elegida que casi siempre me dejaba sin aliento.

¿Qué aportó al proyecto el trabajo de la directora Susanne Bier?

Susanne es una verdadera buscadora de la autenticidad, y posee un rango de recursos extraordinariamente riguroso para determinar lo que se siente natural y lo que es más verosímil en una secuencia narrativa. No creo haber trabajado con un realizador que tenga una autoridad instintiva tan increíble para determinar lo que cree son los elementos más importantes de la historia. En un drama de espionaje, –o en cualquier otro género que requiera una gran cohesión de procedimiento– tomar caminos fáciles porque parece que se ven bien, o para cumplir con una cronograma apretado con el pretexto de que la audiencia “no los notará”, en realidad no funciona, porque tanto el público como ella misma se darán cuenta. Con Susanne, la trama se hila muy fino; no hay huecos ni líneas difusas. Es tan rigurosa al armar el rompecabezas que la narrativa se mantiene en pie por sí sola.

TNM-DW-0511-77

¿Por qué acepta Pine ayudar a Burr, aun arriesgando de su propia vida?

Creo que Jonathan busca un motivo para vivir. Obviamente, está vivo y tiene un trabajo, pero está escondido; el hotel no es su vocación. Es cómodo debido a la disciplina y la conducta que requiere, mismas que le son familiares desde sus tiempos en el ejército. Cuando Burr lo encuentra, reaviva algo dormido en él: una fibra y una indignación moral que ambos comparten junto con el mismo John le Carré. Hay personas en este mundo que deben ser detenidas.

¿Qué nos puedes decir sobre Richard Roper?

Richard Roper vive una existencia llena de lujos y placeres, pagada con las ganancias obtenidas del tráfico de armas al mejor postor. Su extraordinaria vida incluye jets privados, yates y residencias a lo largo del Mediterráneo. Creo que Roper se siente atraído hacia Pine porque son similares. Hay algo que recorre toda la obra de Le Carré, y es un muy particular sentido de ser inglés, un marco de referencia, sentido del humor y entendimiento del mundo comunes.

Roper es un caballero inglés encantador, carismático, afable, gracioso, cálido, inteligente y sofisticado; alguien que puede embelesar a la gente con sus historias, un fantástico anfitrión, y un orador fluido y persuasivo. Podría utilizar todo este talento y poder para hacer el bien, pero el hecho de que decida utilizarlo para el mal es la razón por la que Le Carré, y por ende, Pine, le tienen tanto rencor.

 

No te pierdas los episodios estreno de The Night Manager todos los lunes, sólo por AMC!

Comparte esta página