Nueva York | Cinco películas, cinco maneras de vivir la ciudad

Para muchos está claro: NYC es el centro del mundo, o por lo menos, sin ella la industria cinematográfica se hubiese quedado muy corta.  La Gran Manzana, la ciudad que nunca duerme, la gran metrópolis: son interminables los apodos para el lugar con la mayor pluralidad de etnias y credos, y un gran escenario para películas que nos han robado, agitado o roto el corazón. Nos atrevimos a darles un paseo por la ciudad a través de cinco películas que logran transportarnos a ella: ¡Bienvenidos! 

1- VAMPS

-¿Acaso no amas Times Square? Se siente como si fuera el centro de la Tierra.

-¡Para mí se siente como si un montón de tevés hubieran vomitado!Ese es uno de los primeros e hilarantes diálogos de Vamps, la comedia de vampiresas citadinas dirigida por Amy Heckerling y protagonizada por Alicia Silverstone y Krysten Ritter. Por lo general, los vampiros están asociados a otros ámbitos o geografías, por eso da tanto placer ver a esas dos hermosas (en todo sentido) bebedoras de sangre sosteniendo el ser chic en una Nueva York moderna y gentrificada, una especie de Sex & the City con roedores como refrescos. Lo gótico sigue existiendo, desde las fiestas hasta algunos vestuarios, pero si hace algo esta película es amar a la ciudad y su crecimiento a lo largo de las décadas. Quizás, como nos dice, el Gran Secreto de Todo, esté en comerse un pretzel en medio de una Times Square bien cosmopolita que, bien vista, es uno de los mejores puntos para medir el paso del tiempo. ¡Pregúntenle a Goody!

Una Ubicación: la escena en la disquería, se desarrolla en lo que solía ser “Bleecker Bob’s Records”, una tienda de discos de esas en las que se podían encontrar joyas incunables, la cual cerró sus puertas unos años atrás. De Patti Smith a Madonna, de los Ramones a Seinfeld (como se puede ver en un episodio de la serie homónima) pasaron por allí.

2-AGENTE SALT

Angelina Jolie stars as “Evelyn Salt” in Columbia Pictures’ contemporary action thriller SALT.

En Agente Salt, Angelina Jolie se transforma en una amenaza que aunque no se cobra vidas -ella es, por supuesto, la heroína de la película, aunque a las autoridades de turno les cueste verlo-, despliega un accionar que para la ciudad de Nueva York es doloroso en cuanto al remitir a los actos terroristas vividos. Para poder desmentir la teoría de que es una doble agente, Salt necesita cumplir parte de una misión y, en una de las tantas locaciones globales, recala en los túneles del subterráneo neoyorkino y la iconográfica Catedral de St. Bartholomew, de la cual huye en una espectacular escena en el puente Queensboro, que conecta a Manhattan con Long Island, en Queens.

La ciudad y su densidad poblacional la hacen un fuerte atractivo para una película de intriga internacional que inicialmente iba a ser protagonizada por Tom Cruise pero se reescribió para que Angelina sea el personaje principal.  

Una Ubicación: La Catedral de St. Bartholomew o, simplemente St. Bart’s, como se conoce, edificio histórico fundado en 1835, ubicado en el Midtown de Manhattan, cuya imponente estructura la transforma en uno de los puntos más atractivos desde lo arquitectónico de New York.

3- PALABRAS ROBADAS

Muchas veces, una ciudad es más poderosa por su potencial evocativo que por su propia y tangible corporeidad: probablemente, Nueva York sea la que más lo sea, como bien vemos en este seleccionado de películas que utilizan sus locaciones. Desde allí brilla Palabras robadas, un largometraje sobre una ciudad filmado en otra, evocándola. Los grandes edificios, los parques y la inmensidad cosmopolita de Montreal son ideales para forzarlos hasta reconstruir el imaginario de una realista New York, teniendo el cuidado de encuadrar con destreza. Lo mismo sucede con París, la otra ciudad en la que se desarrolla la trama, fingida aquí en callejones y tiendas de construcción europea. En este apasionante relato, un escritor se apropia de un manuscrito para hacerlo propio, sin saber que el autor original no tardará en contactarlo. Con un elenco maravilloso (Bradley Cooper, Zoe Saldana, Olivia Wilde, Jeremy Irons, Dennis Quaid) Palabras robadas parte del uso de imágenes generales reales de estas dos ciudades para reconstruirlas a partir del imaginario colectivo, de forma más que exitosa. De eso se trata el cine: de construir artificios. 

Una Ubicación: Aunque sepamos que no es el verdadero Central Park, el placer de sentir que estamos allí es extremo, aunque más no sea en una escena tan clave como el encuentro entre el autor original del texto y quien se lo sustrajo, para llevarse toda la gloria. El Central Park, siempre nos acobijará, con sol y luminosidad.

4- AMANTE ACCIDENTAL

Diferenciándose de la anterior, en Amante accidental podemos decir que hay un saludable exceso de Nueva York, ya que esta apasionante trama romántica se desarrolla a lo largo y ancho de la ciudad, transformándola en un factor indivisible de su propia narración. Tras separarse, Sandy (Catherine Zeta-Jones) se muda con sus hijos a la Gran Manzana, donde reconstruirá su vida de a poco. Entre citas y potenciales candidatos, Aram (Justin Bartha) será quien reviva su interés por el romance, en una comedia encantadora. Hiperactivos e inquietos, los suyos son buenos ejemplos de personajes urbanos ubicados en una ciudad vibrante, llena de oportunidades. 

Una Ubicación: Entre bares, cafés, clubes nocturnos y restaurantes, las diferentes locaciones de la película sirven para ver la variedad de propuestas de una ciudad tan generosa en lugares de encuentro. Sin embargo, si hay que elegir un lugar innegablemente neoyorquino, el ferry de Staten Island y la vista de la estatua de la Libertad se llevan todas las palmas. 

5- AGENTE INTERNACIONAL

Esta es otra película que recorre el mundo (Berlín, Milán, Estambul) y recala en una Nueva York esencial para su trama, en la que un agente de Interpol (Clive Owen)  y una fiscal de Manhattan se unen para desenmascarar a una corporación bancaria involucrada en lavado de dinero, tráfico de armas y la desestabilización de gobiernos: o sea, gente no muy buena. Transformando a las ciudades prácticamente en personajes, dadas las distintas situaciones que se despliegan en cada una de ellas, Nueva York es el comienzo de una trama que parte de la paranoia para forzarnos a pensar por dónde pasa el poder actual.

Una Ubicación: Por supuesto, la locación trascendental de la película es el museo Solomon R. Guggenheim, que abrió sus puertas en 1959, transformándose en uno de los edificios más atractivos de la ciudad. Diseñado por Frank Lloyd Wright, el museo posee una gran colección de obras de arte impresionista, post impresionista, moderno y contemporáneo

🎬Especial: Destino NYC de AMC

Del lunes 29 de noviembre al viernes 3 de diciembre

desde las 12hs

Comparte esta página: