Entrevista con Jake Lamagno, cuarto invitado de Ride with Norman Reedus

Ride with Norman Reedus Ep4

Hablamos con el artista Jake Lamago sobre su paso por Ride with Norman Reedus y su viaje a través del sur de Estados Unidos. Cómo fue aprender a manejar motos en Nueva York y por qué no se preocupó al perder su teléfono durante el viaje en Texas.

P: ¿Cómo se conocieron con Norman? ¿Dónde se encontraron por primera vez?

R: Norman había visto alguno de mis trabajos online y vino a una tienda que tengo con un par de amigos llamado THE HUNT NYC ubicado en el Lower East Side de Nueva York. Le dejó su número de teléfono a mi socio que estaba trabajando en la tienda en ese momento. Finalmente terminó viniendo a mi estudio y comisionando una pieza. A partir de entonces, nos hicimos buenos amigos y se convirtió en un verdadero coleccionista de mi trabajo. Tengo la sensación de que probablemente nos cruzamos en Nueva York por lo menos hace 10 años ya que tenemos muchos amigos en común que recorren el mismo círculo salvaje.

P: ¿Qué fue lo primero que te atrajo de las motos?

R: Mi padre montaba motocicletas y construía coches de carreras. Mi nombre se debe a un comercial de Nighthawk. Empecé a montar mini motos cuando tenía alrededor de ocho o nueve años, y luego pasé a una de 50cc con la que corrí un poco. Terminé dedicándole la mayor parte de mí tiempo al skateboarding y el arte, pero siempre disfruto de algo con ruedas que va rápido.

RIDE_105_MS_0301_1494-RT

P: ¿Tienes muchas motocicletas?

R: Hace unos seis años compré una Honda CB450 pero siempre quise cumplir mi misión Harley. Y unos dos años después de la Honda, compré mi primera Harley, una XLCH Ironhead de 1968. Se la compré a un señor que la había comprado el día en que nació su hija en el 68. La moto era más o menos de stock, una belleza. Y hace aproximadamente un año encontré una Ironhead ’77 que no pude dejar pasar. La conseguí en el norte de Nueva York y un buen amigo mío, Nick, vino desde Los Ángeles, la recortamos, le quitamos todo de lo que no necesitaba y la preparamos para el programa el invierno pasado. Apenas la use unos días con 15 grados durante el invierno de Nueva York antes de que fuera enviada a Texas para el viaje.

P: ¿Habías realizado viajes de larga distancia antes?

R: Texas fue uno de los viajes consecutivos más largos que hice y fue absolutamente hermoso. No era lo que yo esperaba, fue mil veces mejor.

P: ¿Cómo se compara viajar por un paisaje tan amplio a tu vida normal en NY?

R: Aprendí a montar en Nueva York (que no es el lugar más fácil) y terminé atravesando un parabrisas a poco de haber comenzado. Por suerte todo salió bien, pero no puedo decir lo mismo del parabrisas y mis tubos frontales. Esa fue un buen llamado de atención. Ahora viajo por el norte de NY y no hay nada mejor que sacar una de mis motos en medio de la noche cuando todo el mundo duerme y dar vueltas por la ciudad en solitario o con un amigo. Simplemente me libera la mente y no hay nada que me de la misma sensación de escape.

RIDE_105_MS_0301_0826-RT

P: ¿Disfrutaron disparar las armas del Lejano Oeste? ¿Cómo te sentiste al destruir tus obras de arte?

R: Siempre hay que destruir algo físicamente y conceptualmente para reinventarse.

P: ¿Cuál fue tu parte favorita del viaje?

R: Todo el viaje fue increíble. Mi teléfono salió volando de mi bolsillo y cayó por un precipicio en algún punto de la ruta Twisted Sisters. A pesar de haber perdido unas 33 mil fotos de las que no tenía back up, fue lindo no tener el teléfono por el resto del viaje. Todos deberían perder su celular de tanto en tanto y recordar la época en la que no dependíamos tanto de ellos.

¡NO TE PIERDAS EL ESTRENO DE LA SERIE EL PRÓXIMO DOMINGO 16 DE OCTUBRE!

Revisa aquí tu horario local!

Comparte esta página